Aprende-sobre-la-causa-de-el-TOC-actualmente

From Phonographic Science
Jump to: navigation, search

He de explicar para ponerte en contexto que el Trastorno Obsesivo Compulsivo consiste en una condición que afecta a sujetos con patologías de ansiedad, y acostumbra a resultar complicado de superar, produciendo sufrimiento en los que lo padecen lo que es un problema. Para los enfermos, el estrés entretiene el pensamiento en estado de alarma por temores y malestares. Muchas veces el miedo generada por sus pensamientos, que muchos días llegan a afectar su integridad física y mental. Particularmente los mencionados pensamientos son consecuencia de el Trastorno Obsesivo Compulsivo, que en realidad es un trastorno de ansiedad. Los elevados parámetros de ansiedad son tan altos que el ciudadano se enfoca repetitivamente en el tipo de pensamiento que lo intimida y lo hace actuar compulsivamente. cura del Trastorno Obsesivo Compulsivo sabe a ciencia cierta cual es la causa del desorden, aunque se cree que el único modo de curar el Trastorno Obsesivo Compulsivo suele ser suprimir la causa directa.

Por ejemplo, uno de los actos compulsivos más frecuentes consiste en el del aseo. El miedo repetido y obstinado a que las bacterias consigan contagiarlos de una enfermedad hace que estos pacientes necesiten estar seguros al 100% de que su cuerpo o sus entornos luzcan pulcros, al punto de que chequean de manera insistente que la higiene sea inmejorable. Ellos limpian una y otra vez un mismo objeto a modo de rito hasta que se sienten satisfechos. Un caso común es el de los actos de verificación. Estos sujetos requieren urgentemente constatar todo lo que se haga necesario que una tarea se terminó. Hacen cosas como cerrar una puerta, apagar un foco que se encuentra encendido, mudar cosas, entre otros.
Aunque después de tanto tiempo de investigación aún no está claro cuál puede ser la causa o cura del TOC, es decir, la justificación por la que se desarrolla el desorden en una persona, recientes investigaciones muestran que normalmente sucede en el periodo de la adolescencia cuando puede tener sus cimientos el TOC. La rigidez en el proceso de crecimiento de un pequeño así como el el abandono en los primeros seis años de edad, ayudan a sentar las bases de inseguridad y baja autoestima en su personalidad. Partiendo de ese factor inconsciente, el individuo suele moverse hacia adelante sin problemas. Pero frente al primer episodio difícil el desorden pudiera de repente dispararse y paulatinamente puede llegar a gobernar de la conducta de la persona con TOC.

Este TOC suele aparecer y desaparecer, aliviarse, agudizarse o incorporarse en la rutina diaria de un sujeto. Todo eso dependerá del nivel del proceso, la correcta aplicación del método de cura y la voluntad de la persona de superar el TOC y esfuerzo superar la situación. Muchas veces es verdaderamente la psicología analítica y el seguimiento de métodos tradicionales de cura del TOC como por ejemplo los meditación. No obstante frecuentemente estos no son efectivos y fracasan enormemente y la persona se queda atrapado en su mismo sufrimiento. Pero por supuesto se puede conseguir la curación del problema de ansiedad y salir del sufrimiento que la gente tiene que sufrir, como consecuencia de este conjunto de síntomas que les robó la felicidad. Generalmente la población que sufre el problema gasta mucho tiempo y ahorros en un psicoanalista tratando de erradicar la causa del problema o leer mucho de Internet sobre cualquier tratamiento terapéutico.

La depresión acostumbra a asociarse a las personas que sobrellevan un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Se trata de todo un cuadro de insuficiencias en la identidad del sujeto. El trance de no tener control sobre lo que se piensa y seguir adelante en un constante estado de ansiedad y preocupación no es para nada fácil. Por ende, estos sujetos, conscientes del hecho que su existencia resulta complicada sin que de manera voluntaria puedan actuar en consecuencia, se se hunden de duelo y disgusto y es allí cuando la tristeza se instala y comienza a invadir. El papel de la sociedad y personas cercanas al paciente resulta fundamental para aliviar su carga. Se hace sustancial resultar comprensivos ya que la conducta compulsiva es inconsciente, aunque necesaria para estas personas y reprimir la actuación solo elevará los niveles de estrés por no tener la posibilidad de poner en práctica el comportamiento que para ellos se hace inexcusable.